Formulación e implantación estratégica, ¿dónde radica el éxito?.

El éxito de nuestra empresa, esa es la tan deseada meta. En este artículo trataré de aportar mi granito de arena, dando mi humilde punto de vista sobre dos aspectos que considero muy importantes: la formulación e implantación estratégica, ¿en cuál de ellas radicará el tan ansiado éxito?.

Breve recordatorio.

Estrategia: Detalla los pasos que dan lugar a un proceso que busca lograr un objetivo.

Decisión estratégica: Elige la estrategia que, a priori, hace a la empresa más competitiva.

Visión de la empresa. Cómo queremos que sea la empresa en la actualidad y en un futuro lejano e incluso indefinido. Se trata de establecer el camino a seguir.

Misión de la empresa. Está un nivel por debajo de la visión y trata de establecer la personalidad e identidad de la empresa en la actualidad y en el futuro desde un punto de vista muy general. Está debe saber adaptarse a los cambios (ser dinámica) para ser fiel en el tiempo a la visión.

Stakeholders o grupos de interés. Personas o grupos de personas que pueden influir en el desarrollo de la empresa (accionistas, empleados, entorno local, proveedores, sindicatos, Estado, etc.).

Sinergias (empresas). Concepto muy importante, sobre todo en empresas diversificadas. Consiste en crear más valor mediante la cooperación entre empresas, o dicho de otra forma, si las empresas cooperan, adquieren más valor que las suma del valor que crean operando individualmente.

Cultura de la empresa. Experiencias, hábitos, costumbres, creencias y valores, que caracterizan la forma en que se trabaja en una empresa. Es esencial para conseguir la implicación de los empleados.

Formulación estratégica.

Antes de la formulación estratégica, debemos realizar un análisis estratégico previo, es decir, un análisis externo del entorno e interno de la empresa.

Construimos los diferentes caminos que nos llevan a Roma.meeting

Tratamos de diseñar las diferentes alternativas (estrategias) para cumplir con la misión y los objetivos que se han definido en el análisis estratégico.

Estás alternativas debe abarcar los tres niveles estratégicos de la empresa:

1er Nivel. La estrategia corporativa.

Fija la orientación básica de la empresa en su conjunto. En empresas diversificadas es muy importante la búsqueda de sinergias entre las diferentes unidades estratégicas de negocio, o lo que  es lo mismo, varios conjuntos homogéneos de actividades de negocio (UEN).

Ejemplos: ¿cuál es la misión de la empresa?, ¿qué objetivos debemos establecer para conseguirla?, ¿cómo debe adaptarse la empresa al entorno (importante para controlar la influencia de los stakeholders)?, ¿cómo queremos crear valor?, etc..

2º Nivel. Estrategia competitiva.

Determina como competir mejor. En empresas diversificadas cada UEN tendrá la suya. Destaco algunas decisiones importantes, tales como: la creación y mantenimiento de una ventaja competitiva y de los recursos y capacidades valiosos para que la empresa sea competitiva.

Ejemplos: ¿cómo mejorar la calidad de nuestros productos (tened en cuenta que la calidad es subjetiva, tenemos que tener claro que perciben nuestros clientes como calidad)?, ¿tenemos que invertir en tecnología para ser más innovadores que la competencia?, ¿cómo debemos minimizar los costes?, etc..

3er Nivel. Estrategias funcionales.

Cómo utilizar y aplicar los recursos y habilidades dentro de cada área funcional, tales como: producción, comercialización, financiación, recursos humanos y tecnología.

Ejemplos: producción (renovar el equipo, los procesos productivos, etc), políticas comerciales (promoción, publicidad, etc), de financiación (buscar nuevas fuentes de financiación, controlar la sostenibilidad financiera, etc.)  o recursos humanos (planes de incentivos, de promoción, etc.).

Evaluamos las diferentes estrategias.

Identificamos la que, a priori, parece la mejor estrategia.

Implantación estratégica.

Consiste en poner en marcha la estrategia elegida. Influyen tres factores importantes: la capacidad de liderazgo de los directivosla estructura organizativa (importante el flujo continúo de información entre los business teamwork - business men making a puzzlediferentes niveles) y sobre todo el más importante, la implicación de los empleados.

Toma especial relevancia la cultura empresarial, cuyo propósito es, que los empleados hagan suyos e interioricen los objetivos de la empresa. Es más importante de lo que se puede creer en un principio, porque la cultura empresarial puede contribuir al éxito de la empresa: reduciendo costes (el empleado vela por los intereses de la empresa), mejorando el desempeño (el empleado se siente a gusto, por tanto, es más eficiente y productivo), mejorando la imagen de marca y facilitando las aportaciones o ideas de mejora valiosas por parte de los empleados, entre otros aspectos.

Una vez implantada la estrategia, ésta debe seguir en el tiempo un control exhaustivo, para adaptarla o corregirla si se cree conveniente, debido a la cada vez mayor complejidad (número de factores influyentes) y dinamismo (continúo cambio) de los mercados.

Por tanto, ¿dónde radica el éxito?.

Por muy buena que sea la formulación, si los empleados no se implican, es decir, si la implantación es rechazada o no entendida parcial o totalmente, es muy probable que no se cumplan las expectativas o incluso que la empresa fracase rotundamente. Sin embargo, una mala forcapital-humano[1]mulación estratégica puede ser corregida por una buena implantación.

Conclusión, el éxito de la empresa radica en la implantación estratégica y consecuentemente, el capital humano pasa a convertirse en el activo más valioso de la empresa.

Espero que el artículo os haya parecido interesante. Os invito a comentar y criticar. Gracias por vuestra atención.

167222529